Asegura tu futuro con un acuerdo prematrimonial

Asegura tu futuro con un acuerdo prematrimonial

El número de divorcios sigue en aumento, y según las estadísticas, cada vez hay un mayor número de personas solteras, y es que ser single, hoy está de moda, y las bodas, empiezan a ser ya una cosa del pasado.

El matrimonio, tal y como está montado hoy, constituido bajo una base romántica, no está destinado a durar, porque ese amor, no dura. Antes del siglo XIX, la gente no se casaba por amor, sino que los matrimonios eran concertados en la mayor parte del mundo. Es decir, hasta el siglo XVIII los matrimonios eran arreglados por una tercera persona. Los matrimonios concertados siguen siendo comunes en algunas zonas de África, Latinoamérica, Asia y sobre todo, entre las familias reales. Este tipo de enlace implica el acuerdo entre las partes interesadas, así como la libre voluntad de hacerlo, de lo contrario se trataría de un matrimonio forzado, como ocurre con el matrimonio infantil, por ejemplo.

El caso es que puede que los problemas fueran los mismos en el hogar de un matrimonio concertado que en el de un matrimonio enamorado, pero desde luego sería mucho menos traumático, porque de esta forma no habría que enfrentarse al dolor de la separación y el fracaso amoroso. Si el interés es lo único que justifica la unión y no el amor, la cosa es mucho más fácil y menos dolorosa. Y vale, puede que también más fría y menos apasionada, pero nadie ha hablado de fidelidad. Tener amantes también era común hasta el siglo XVIII, pero amantes de verdad,y el sexo, era más divertido y libidinoso, y no salvaje y compulsivo como el actual.

Aun así, la gente continua casándose por amor, y es que este impulso irracional nos deja ciegos, y cuando nos enamoramos no sabemos lo que hacemos. Y no es nuestra culpa. La culpa la tienen las hormonas, que nos anulan el juicio. Así que en este estado, no se nos ocurre nada mejor que casarnos, y ahí empiezan los problemas. El divorcio se presenta como la mejor solución, pero para muchas exparejas, el divorcio, sólo es el principio de una guerra sin fin.

Cuando se acaba el amor…

En España, el número de divorcios crece cada día. Por comunidades tenemos que, Ceuta y Melilla son las autonomías que registran mayor número de divorcios, seguidas de Cataluña y Canarias.Pero el divorcio es una práctica común en todo el país. Y como sabemos el divorcio no siempre acaba con los malos rollos, e incluso puede agudizarlos.

Para evitar una parte importante de la enorme cantidad de problemas que surgen a la hora de romper un matrimonio, lo más recomendable es firmar un acuerdo matrimonial. Y así nos lo confirma la Notario Doña Alicia Velarde Valiente, en Tarancón. Un contrato prematrimonial o capitulación matrimonial,  es fundamental ya que no todas las parejas que deciden pasar por el altar consiguen mantener la relación a flote.  Esta notaría ubicada en Cuenca, ofrece todo tipo de servicios notariales, asesoramiento y redacción de documentos públicos con la garantía de una atención personalizada y un amplio bagaje formativo y profesional.

¿Qué ventajas tiene un contrato prematrimonial?

  1. Evita enfrentamientos entre los cónyuges en caso de divorcio, asegurar los bienes de ambas partes, ya hubieran sido contraídos estos antes del matrimonio, o durante el mismo, protegiendo sus intereses y los de sus hijos e hijas.
  2. Son fundamentales en cuestiones de derechos sucesorios y herencias, que siempre jugará a favor de los hijos e hijas de la actual expareja o fruto de una unión anterior, en el caso de haberlos.
  3. Si una de las partes de la expareja ha contraído una deuda con un tercero, la otra parte queda eximida de responsabilidad, quedando sus activos totalmente protegidos.

El amor puede acabarse, pero no por ello tu vida, asegúrala con un contrato prematrimonial…

Deja un comentario