Ortodoncia, esa especialidad llena de mitos

Ortodoncia, esa especialidad llena de mitos

Es curioso enterarse a estas alturas, pero hoy he descubierto que, mientras que en otros países la Ortodoncia es una especialidad, aquí en España no lo es, algo que el especialista en ortodoncia y doctor en medicina y cirugía Juan Carlos Pérez Varela, califica de injusto, y además con razón.

La ortodoncia se ha convertido en una gran aliada de la salud bucodental de adultos y niños, por lo que año tras años se incrementa el número de personas que solicitan un tratamiento para corregir cualquier tipo de malformación. Por desgracia, no hace demasiado tiempo, el coste era tan elevado que sólo unos pocos niños afortunados tenían acceso a este tipo de tratamiento y, por eso, muchos adultos que antes no pudieron, toman ahora la decisión de someterse a un tratamiento de ortodoncia.

Si bien es verdad que no hay ningún problema a la hora de que un adulto se ponga ortodoncia, la realidad es que es mucho más efectivo, sobre todo a nivel de tiempo, que se haga durante la niñez. De hecho, se estima que casi el 80% de la población adulta tiene algún problema bucal, severo o leve, que necesita ser tratado por un especialista. Esta clínica dental en Albacete convertido en todo un referente de la ortodoncia, tanto por su equipo como por los resultados que ofrecen. En su web dan mucha información sobre mitos y verdades de estos tratamientos que resulta realmente curiosa, como que los brackets estéticos, en contra de lo que muchos piensan, no tienen por qué ensuciarse siempre que se tenga una buena higiene y no se fume tabaco en exceso.

Entre los tipos de ortodoncia más conocidos encontramos:

Ortodoncia con brackets metálicos

Es el tipo de ortodoncia más tradicional y conocida, y por tanto, popular. Se basa en colocar diversas piezas metálicas adheridas a la cara externa de los dientes. Se unen con unas ligaduras y alambre tensor que presionan en el arco dental para corregir la posición de los dientes. En este caso, se suelen ver y es una opción poco estética para aquellas personas que les preocupa que puedan verse y están preocupados por su físico. Es la indicada para niños y adolescentes.

Brackets de zafiro

Los brackets de material metálico son sustituidos por brackets fabricados con cristal de zafiro. Es decir de un material mucho mejor, más caro y resistente. Suele ser transparente, fabricado a medida de cada paciente y ofrecen una solución estética muy buena mientras se llevan. Al ser transparente el color se mimetiza con los dientes y disimulan en gran medida.

Ortodoncia invisible

Este tipo de ortodoncia, llamada Invasiling, si bien hay otras marcas parecidas, es un sistema realmente innovador. Su material también es transparente y su perfección hace que sea invisible y totalmente imperceptible por parte del resto de las personas. En este caso hablamos de ortodoncia removible y se diferencia del resto de brackets porque los anteriores son fijos. Por lo tanto éstos se quitan y se ponen, siendo muy cómodos.

Ortodoncia lingual

También es un tratamiento novedoso y se diferencia del resto en que se coloca en la cara interior de los dientes, de tal forma que tampoco se ven. Los demás no saben que llevamos ortodoncia y además es un sistema preciso y muy avanzado en cuanto a tecnología. Suele ser más caro pero gracias a él se reducen los tiempos de tratamiento y es un sistema más cómodo.

¿Cómo elegir correctamente el tipo de ortodoncia?

La Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia (AESOR) ha elaborado un decálogo para elegir correctamente al mejor profesional:

  1. El ortodoncista ha de estar formado siguiendo los criterios de calidad europea.
  2. Hay que exigir que sea el ortodoncista quien diagnostique, planifique y trate cada caso. Cuando existe un problema o una malformación bucodental severa o leve, el que debe diagnosticar y planificar su tratamiento debe ser el ortodoncista que realizará además el seguimiento del caso de cada paciente con el apoyo de su equipo de higienistas.
  3. Se recomienda que sea siempre el mismo ortodoncista quien inicie, siga y finalice un tratamiento.
  4. Atención a las ofertas: hay que informarse correctamente. Un tratamiento de calidad requiere del empleo de materiales y de tecnología punta. La asociación recomienda informarse convenientemente ante las ofertas de “tratamientos milagro” en ortodoncia existentes en el mercado.
  5. Exigir el presupuesto detallado de todos los procedimientos que un tratamiento incluye.
  6. Hay que tener claro el plan que mejor se adapta las necesidades de cada paciente y, en cualquier caso, evitar el sobretratamiento.
  7. El éxito de la ortodoncia depende en buena parte de la colaboración del paciente mediante una buena higiene, control de visitas periódicas, cuidado de aparatos, etc.
  8. Con el paso de los años pueden producirse pequeños cambios en la posición de los dientes: recaídas. Nadie puede garantizar la posición de tus dientes de por vida, por ello es importante seguir un mantenimiento.
  9. El ortodoncista debe inspirar confianza y atender adecuadamente.
  10. Todos los casos tienen solución si son tratados por el profesional adecuado.

Deja un comentario