Elegimos mal nuestras vacaciones en España

Elegimos mal nuestras vacaciones en España

Llega el verano y, con él, las vacaciones de millones y millones de españoles y españolas. Se trata de uno de los momentos más felices del año para mucha gente y no cabe la menor duda de que eso tiene mucho que ver con la mayor cantidad de dinero que suele gastarse en todas las familias. Estar con nuestros seres queridos en un entorno como lo puede ser la playa es la mejor manera de disfrutar de nuestro tiempo de ocio y de encontrarle sentido a todos esos meses de trabajo previos que sirven para valorar mucho más los momentos de esparcimiento.

Acudir a la playa en verano es una de las actividades típicas en una familia española que se precie. Desde luego, no cabe la menor duda de que a todo el mundo le gusta hacer planes de este estilo y que estos planes nos permiten conseguir el objetivo que buscamos con ellos, que no es otro que descansar y buscar la tranquilidad que deseamos en otros momentos del año. Pero, a menudo, lo hacemos mal. Y es que muchos de nosotros buscamos ir al mismo lugar al que va la mayoría de la gente. Y eso no es precisamente sinónimo de buscar la tranquilidad que nos hace falta.

Una noticia que fue publicada en el diario El País informaba de cuáles eran los puntos que contaban con una mayor cantidad de turistas en España. Entre ellos se situaban, cómo no, ciudades como Madrid y Barcelona, acompañadas, eso sí, de una buena cantidad de localidades costeras como lo son San Bartolomé de Tijarana, Benidorm, Torrevieja, Benalmádena y un largo etcétera. Este tipo de destinos no garantizan la tranquilidad que todos tratamos de encontrar cuando hablamos de ir de vacaciones y encontrar el relax que nos ha faltado el resto del año. Más bien la situación es la contraria.

El diario ABC fue otro de los que se hizo eco de los puntos más visitados por los turistas en España. Y lo cierto es que coinciden sus datos con la mayoría de los que presentaba El País, algo que demuestra que, en España, seguimos prefiriendo los destinos más masificados para ganar tranquilidad, algo que es realmente contraproducente y que termina por ser una de las causas por las cuales no logramos descansar como nos gustaría durante nuestras semanas de vacaciones.

Quizá no estéis del todo de acuerdo con lo que vamos a decir, pero los españoles solemos fallar a la hora de elegir nuestras vacaciones. Solemos fallar porque elegimos destinos que son demasiado ajetreados para intentar encontrar la tranquilidad que buscamos. Y, para ello, habría que optar por otro tipo de lugares. Los profesionales de Romer Playa, una entidad encargada del alquiler de apartamentos en diferentes puntos de la costa mediterránea, nos han ayudado a ver las cosas de otra manera. Su recomendación para todas esas personas que buscan algo de tranquilidad para estas vacaciones no es otra que la localidad de Denia.

La diferencia entre unas vacaciones y otras se nota

Y es que es muy diferente estar en un lugar en el que se respira tranquilidad que en otro en el que estamos en el medio del bullicio. Esto último es lo que pasa cuando vamos a un lugar como Benidorm, por ejemplo. La cantidad de gente, tanto procedente del extranjero como de dentro de nuestras fronteras, que acude a esta localidad hace imposible que el silencio impere en cualquier momento del día. Siempre hay gente en la calle y, por ende, son habituales los comentarios, las risas o la música cuando estamos durmiendo.

La verdad es que en un entorno como Denia nos alejamos bastante de una sensación como la que acabamos de transmitir. No cabe la menor duda de que Denia no es Benidorm en lo que a bullicio se refiere, pero también es cierto que mantiene la calidad en sus alojamientos, en sus playas y en todo lo que rodea a este municipio. Por eso son cada verano más las familias que se decantan por visitar esta localidad. Y lo cierto es que esas familias sí que están cumpliendo sus objetivos en lo que tiene que ver con descanso y paz.

España tiene lugares para todo. Pero eso no quiere decir que acertemos con cualquier cosa que elegimos. Desde luego, nos equivocamos mucho más de lo que pensamos y quizá los convendría ver y analizar mejor dónde queremos ir de vacaciones y qué objetivo perseguimos con ese destino. Por eso no es necesario elegir una ciudad como Benidorm para descansar. En este tipo de casos, tenemos que mirar las cosas de otra manera. Al revés, como nos gusta en esta página web. Y es que, de este modo, podemos optimizar de una manera bestial algo tan importante para nosotros y para los nuestros como lo son las vacaciones.

Deja un comentario