Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Electricity,Grid,Power,Sub,Station

Las subestaciones eléctricas, una instalación necesaria para otorgar energía a nuestras industrias y viviendas

Las subestaciones eléctricas son instalaciones vitales en el sistema de transmisión y distribución de energía eléctrica. Son puntos estratégicos donde se lleva a cabo la transformación, regulación y distribución de la electricidad antes de que llegue a los consumidores finales. Estas subestaciones desempeñan un papel fundamental en la infraestructura eléctrica, asegurando un suministro confiable y eficiente de energía eléctrica a diferentes áreas geográficas.

En su forma más básica, una subestación eléctrica está compuesta por varios equipos y componentes que trabajan juntos para garantizar la entrega de electricidad a los consumidores de manera segura y efectiva. La función principal de una subestación es cambiar el nivel de tensión de la energía eléctrica, ya sea aumentándolo o disminuyéndolo según sea necesario, para facilitar su transporte y distribución eficiente.

Una subestación recibe la energía eléctrica de una planta generadora o de una subestación de mayor nivel de tensión y realiza la tarea de transformarla a un nivel de tensión adecuado para su transmisión y distribución. Esto se logra mediante el uso de transformadores, que elevan o disminuyen la tensión según los requisitos de la red eléctrica. Los transformadores también ayudan a reducir las pérdidas de energía durante la transmisión.

Además de los transformadores, las subestaciones eléctricas están equipadas con interruptores, disyuntores, seccionadores y otros dispositivos de protección y control. Estos componentes permiten el manejo seguro de la energía eléctrica, facilitando la desconexión y conexión de circuitos cuando es necesario, protegiendo contra sobrecargas y cortocircuitos, y facilitando el monitoreo y control remoto de la subestación.

Las subestaciones eléctricas se clasifican en varios tipos según su función y ubicación en la red eléctrica. Algunos ejemplos comunes son las subestaciones de transformación, que transforman la energía eléctrica de alta tensión a baja tensión para su distribución a hogares y negocios; las subestaciones de trasmisión, que aumentan la tensión para la transmisión a largas distancias; y las subestaciones de distribución, que distribuyen la electricidad a áreas específicas o zonas de consumo.

Tal y como apuntan los expertos de Pasero, que es una empresa referente en los servicios industriales dirigidos al sector de la distribución eléctrica, estas instalaciones son esenciales para asegurar la confiabilidad y estabilidad del suministro eléctrico. Permiten un mejor control y balanceo de la carga en la red, facilitan la detección y corrección de fallas, y posibilitan la conexión de nuevas fuentes de energía renovable, como parques eólicos o plantas solares. Además, las subestaciones también brindan flexibilidad para realizar mantenimiento y reparaciones en la red eléctrica sin afectar el suministro a los consumidores.

¿Qué tipo de subestaciones eléctricas existen y dónde las podemos encontrar?

Existen varios tipos de subestaciones eléctricas que se utilizan en diferentes etapas del sistema de transmisión y distribución de energía eléctrica. Estos tipos de subestaciones se clasifican según su función y ubicación en la red eléctrica. Así, entre otros, nos podemos encontrar de forma habitual:

  • Subestaciones de transformación: estas subestaciones son las más comunes y se encuentran en todas las etapas de la red eléctrica. Su función principal es transformar la energía eléctrica de alta tensión a baja tensión o viceversa, según sea necesario. Se encuentran en áreas urbanas, rurales e industriales, y son responsables de suministrar electricidad a hogares, comercios e industrias.
  • Subestaciones de trasmisión: estas subestaciones se encuentran en puntos estratégicos a lo largo de las líneas de transmisión de alta tensión. Su función es aumentar la tensión de la energía eléctrica para minimizar las pérdidas durante la transmisión a largas distancias. Se encuentran en áreas remotas o cerca de centrales generadoras, y son vitales para llevar la energía eléctrica desde las plantas de generación hasta las subestaciones de transformación.
  • Subestaciones de distribución: estas subestaciones se encuentran cerca de áreas de consumo, como barrios residenciales o zonas industriales. Son responsables de distribuir la energía eléctrica a través de líneas de baja tensión a los consumidores finales. Estas subestaciones suelen estar ubicadas en áreas urbanas y suburbanas y se encuentran más cerca de los usuarios para minimizar las pérdidas y asegurar una entrega eficiente de electricidad.
  • Subestaciones móviles: estas subestaciones son unidades transportables que se utilizan en casos de emergencia, mantenimiento programado o en áreas temporales donde se necesita suministro eléctrico. Pueden ser camiones o contenedores equipados con transformadores, interruptores y otros dispositivos necesarios para la distribución de energía eléctrica. Se pueden encontrar en sitios de construcción, eventos al aire libre o áreas afectadas por desastres naturales.
  • Subestaciones de interconexión: estas subestaciones se utilizan para interconectar diferentes sistemas de transmisión o para conectar redes eléctricas de diferentes países. Son puntos de conexión entre sistemas eléctricos separados y permiten el intercambio de energía entre ellos. Estas subestaciones se encuentran en fronteras internacionales o en áreas donde se conectan redes eléctricas de gran escala.

Además de estos tipos comunes, también existen subestaciones especiales que se utilizan para aplicaciones específicas, como subestaciones subterráneas en áreas urbanas densamente pobladas, subestaciones aéreas en zonas rurales, subestaciones para sistemas de transporte público eléctrico, como trenes o tranvías, y subestaciones para la integración de fuentes de energía renovable, como parques eólicos o plantas solares.

También le puede interesar

¿Están las cachimbas recomendadas para relajarse?

Con tanto estrés, preocupaciones y prisas por culpa del trabajo, las deudas y un sinfín de cosas más que puedan estar rondando por nuestras cabezas, el ser humano acaba buscando de forma inevitable la paz y la tranquilidad de múltiples formas ya sea leyendo, dando un paseo por la playa o incluso yendo de fiesta con amigos. Pero también hay que ser precavido a la hora de tomar ciertas decisiones ya que, a veces, por querer desconectar de la rutina o de altas dosis de estrés, podemos llegar a tomar ciertos hábitos que pueden no ser recomendables para nuestra salud.

Más comentadas

SUBCRIBETE

Comparte

Galeria

Scroll al inicio