Cómo se debe conservar el aceite de oliva en casa

Cómo se debe conservar el aceite de oliva en casa

El aceite de oliva es un producto cotidiano en la cocina española. El aceite se utiliza para freír todo tipo de alimentos, aderezar ensaladas o hacer comida a la plancha.

Sin embargo, no todo el mundo guarda el aceite de oliva como se debe. Por eso, en este artículo te vamos a explicar cómo se debe conservar el aceite de oliva para que dure el mayor tiempo posible.

  • Luz, aire y temperatura

Los tres factores más importantes a tener en cuenta a la hora de conservar el aceite son la luz, el aire y la temperatura. Por lo que te recomendamos que guardes tu aceite en un lugar, oscuro, fresco y seco.

La luz y el aire hacen que el proceso oxidativo del aceite se vea acelerado, por lo que es recomendable que el aceite no vea la luz solar de manera directa ni que el aire entre en el envase.

La temperatura óptima de conservación ronda los 18 grados, aunque lo más importante es no exponer el envase de aceite a cambios bruscos de temperatura. No le conviene estar expuesto a temperaturas muy elevadas (superiores a 25 grados), pero tampoco se debe conservar en el frigorífico porque el frío puede reducir su olor.

  • Utiliza un envase herméticamente cerrado

Hay que saber que el aceite de oliva es tan delicado que si el envase no se cierra de manera correcta, es muy dado a absorber olores de otros alimentos. Por eso se recomienda utilizar un envase herméticamente cerrado.

Un truco muy útil para conservar el aceite por el mayor tiempo posible, es ir rellenando un pequeño tarrito o bote para el uso diario. De esta manera, el resto del aceite permanecerá en conservación durante más tiempo.

  • Caducidad del aceite de oliva

Llegados a este punto, seguramente te preguntarás sobre la caducidad de este producto y lo cierto es que no tiene fecha de caducidad. El fabricante nunca va a indicar cuándo caduca el aceite, pero sí que recomendará una fecha en la que el aceite debería ser consumido. Ya que, aunque no caduque, es cierto que a medida que pasa el tiempo, el aceite va perdiendo propiedades en el sabor y se vuelve un tanto más rancio e incluso también se pueden apreciar variaciones respecto al color, irá adoptando poco a poco una tonalidad más oscura.

Dicho esto, si tienes aceite de oliva con la fecha de consumo preferente expirado, no te preocupes ya que no supondrá un riesgo para la salud aunque pierda alguna de sus propiedades.

Eso sí, si notas un gusto extraño, será mejor que no lo añadas cuando cocines, ya que el resultado final de la elaboración puede resultar dañado por no usar un aceite en condiciones óptimas.

Si el aceite pasa a tener ese sabor más rancio, se puede usar para freír o incluso como bálsamo corporal.

  • El tiempo óptimo varía en función del tipo de aceite

Ya se ha indicado anteriormente en este artículo que no existe fecha concreta en la cual el aceite deja de ser útil, pero eso depende de varios factores, especialmente del tipo de aceite de oliva.

Por ejemplo, si a la hora de la recolecta se hizo de aceituna verde, contendrá un nivel mucho más alto de polifenoles, un micronutriente que protege al aceite de la pronta oxidación. Por lo que el aceite se conservará mucho más tiempo viniendo de aceitunas verdes. “En nuestro caso recolectamos en el punto óptimo de maduración y realizamos una cuidadosa selección de las aceitunas para obtener un aceite de oliva de excelentes características”, explican desde la Sociedad Cooperativa Agrícola Nuestra Señora de los Ángeles, que elabora aceite de oliva virgen extra de excelente calidad.

También hay que saber que un aceite filtrado tiene más duración que uno que no lo está. Bien es cierto que para asegurarnos más tiempo de duración del aceite de oliva es según qué tipo; el que más dura es el aceite de oliva virgen extra debido a su mínimo contenido en acidez.

Aunque el promedio de conservación de los aceites es de un año y medio, la realidad es que la duración la marcarán todos los aspectos mencionados anteriormente. Al igual que un aceite sin filtración tiene una duración diez veces menor que un aceite que si está filtrado. Mientras que un aceite de oliva virgen extra puede llegar a durar manteniendo el 100% de sus propiedades hasta los 3 años. Por eso lo mejor es observar cómo se encuentra cada aceite.

Deja una respuesta